BlågårdgadeFest en Nørrebro 2015

En el barrio de Nørrebro siempre ocurre algo. No importa cómo esté el clima. Llueva, truene o relampaguee, sus vecinos encuentran cualquier excusa para salir a la calle. Lo mismo montan un mercadillo que un festival; o simplemente se sientan a charlar en alguno de los cafés y restaurantes que abundan en este distrito de Copenhague, uno de los más atractivos de la capital danesa.

2015-05-09 21.33.50

Sin ir más lejos, hoy se ha celebrado en la calle Blågårdgade el mini festival “BlågårdgadeFest”, festejo que lleva el nombre de esta concurrida y siempre activa vía. La fusión étnica-cultural que caracteriza al barrio se ha podido respirar durante las más de 10 horas que ha durado el evento.

Comida con son latino

La música y las comidas del mundo han sido las protagonistas. Siete escenarios se han levantado a lo largo de la calle, dando paso a música de todo género. Desde el endulzado pop danés hasta música latina se ha podido escuchar desde las 13.00 hasta las 23.00. 

Screen Shot 2015-05-09 at 20.08.36

Una dulce sorpresa ha sido el grupo de son y salsa Los CuBraz, que han dejado un muy buen sabor en el escenario Vinhanen con canciones como “El cuarto de Tula” o “Bésame mucho”.

2015-05-09 21.27.42

20150509_173324

En cuanto a la comida, no han escaseado los bocadillos de pulled pork, uno de los esenciales de la comida danesa;  un poco de gastronomía árabe, la cual tenía que estar presente teniendo en cuenta que Nørrebro cuenta con más de un 28% de ciudadanos inmigrantes, muchos de ellos árabes, turcos y pakistaníes; o unos adornados  homemade cupcakes, muy recurrentes en estos días en los que el hipsterismo nos acompaña allá donde vamos.

2015-05-09 21.29.08

Y por supuesto, algo de beber. Nunca viene mal una lata de cerveza Carlsberg o, también por qué no, una copita de vino, que hasta en estos ambientes callejeros hay sibaritas.

Alquiler en Copenhague

Encontrar un lugar para vivir en Copenhague no es tarea fácil. Menos aún si lo que quieres es vivir en la zona céntrica de la ciudad, en un apartamento bonito, renovado, con ascensor, con un baño normal (esto lo entenderás cuando empieces a revisar opciones)… y por supuesto, todo ello a buen precio.

DSC_1951

Lo primero que debes saber es que Copenhague no es una ciudad barata. Vas a tener que pagar por todo, y no poco. Y aunque al principio te volverás casi loco con los precios de las cosas, no desesperes, porque con el tiempo te irás acostumbrando a la moneda y pagar por un café 30 DKK (unos 5 euros) será totalmente aceptable.

Aquí os dejo algunos consejos, palabras clave y sitios web donde podéis encontrar un pisito decente: 

– Consejo #1: el boca a boca, como en todo, es lo que mejor funciona. Tener buenos contactos en Copenhague también ayuda a encontrar buenos chollos, y es que ese típico “fulanita deja su apartamento que alquila a muy buen precio y está buscando alguien…” nunca falla. Así que haz amigos, pregunta, sé pesado/a… Y por supuesto, no dejes de visitar alguno de los grupos de Facebook para expats, como por ejemplo House/Room Renting in Copenhagen.

– Si estás vinculado a la universidad, ya sea porque eres un Erasmus o vienes a trabajar como investigador, debes saber que la Universidad de Copenhague (probablemente también algunas otras) ofrece un servicio de acomodación para estudiantes y trabajadores conocido como Housing Department.

– Consejo #2: conoce bien el mapa de Copenhague para saber donde quieres o no vivir. Por lo general Copenhague es una ciudad muy segura, pero como en todas las ciudades del mundo hay barrios y barrios. Aunque se podría profundizar más en el tema, en rasgos generales se puede hablar de 5 grandes zonas cercanas al centro: Østerbro, Vesterbro, Nørrebro, la ciudad-barrio de Frederiksberg y la isla de Amager.cph-hoods-full

  • Østerbro: es uno de los barrios más clásicos de la ciudad y también uno de los más caros. Existen dos tipos de perfiles en este barrio: familias jóvenes con buena posición económica y personas mayores con buena posición económica. Aunque cuenta con buenos restaurantes, cafés, lugares con encanto, una playa cercana, tiendas de todo tipo… a veces puede ser demasiado tranquilo y aburrido.
  • Vesterbro y Nørrebro: aunque tradicionalmente fueron barrios obreros, en la actualidad son los dos barrios de moda. Lo que puedes encontrar en ellos es una interesante fusión étnica y mucho movimiento cultural alternativo.
  • Amager: es la isla donde se encuentra el aeropuerto. Está conectada con el resto de Copenhague a través de puentes. Lo bueno de este barrio es que está situado muy cerca del centro y los precios de alquiler son mucho más bajos que en las otras áreas. Además cuenta con la mejor playa de la ciudad.
  • Frederiksberg: situado entre los barrios de Vesterbro y Nørrebro, Frederiksberg es una municipalidad independiente de Copenhague. Sus habitantes, muy orgullosos de vivir donde viven, tienen lo bueno de vivir al lado del centro de Copenhague con lo bueno buenísimo de tener un ayuntamiento propio con dinero (o lo que es lo mismo, buenos servicios públicos). Además, en Frederiksberg se encuentra el Zoo y el encantador parque Frederiksberg Have.
DSC_0294
Vista de Frederiksberg Have. Foto MGH

– Páginas web para encontrar alquiler: algunas son gratuitas, pero la mayoría, sobre todo las que ofrecen las mejores opciones, son de pago. Tienes distintas posibilidades a la hora de pagar, ya sea por días, semanas e incluso por meses. Aunque existen muchas (aquí puedes encontrar una lista bastante completa), las más conocidas y utilizadas son:

  1.  www.dba.dk
  2. www.lejebolig.dk
  3. www.boligportal.dk

-Palabras clave danesas para buscar apartamento:

  • Husleje/leje: alquilar
  • Månedlig/mdr: mensualmente
  • Depositum: depósito
  • Værelse: habitación
  • Lejlighed: apartamento
  • Bofællesskab: apartamento compartido
  • Køkken: cocina
  • Badeværelse: baño
  • Bad: ducha o bañera (parece una tontería que tengas que tener en cuenta esta palabra, pero hay muchos baños de CPH que no cuentan con este indispensable).
  • Toilet: WC
  • Stue: salón
  • Kælder: sótano
  • Sal/etage: piso (piso 1, 2, 3) o planta
  • Stuen: planta baja
  • Gård: jardín
  • Vaskemaskine: lavadora (es difícil encontrar un apartamento con lavadora, normalmente hay lavadora comunitaria en el edificio o en el peor de los casos tienes que salir a hacer la colada en una lavandería pública).
  • Varme: calefacción
  • El: electricidad
  • Vand: agua
  • Tilladt: permitido
  • Ikke tilladt: no permitido
  • Ledig (t): disponible
  • Ikke-ryger: no fumador
  • Husdyr: mascota

Espero que estos mínimos consejos y recursos os sean de mucha ayuda. Mucha suerte en la difícil búsqueda de un apartamento en Copenhague.

Grupos de expats en Facebook

La mejor forma de empezar tu aventura en el país de acogida es hacerte miembro de alguno de los miles de grupos dirigidos a expats que existen en Facebook. Allí puedes preguntar, compartir tu experiencia, saber más sobre la cultura del país al que llegas, encontrar apartamento, bicicleta e incluso trabajo.

En mi caso particular -española en Dinamarca-, estos son algunos de los grupos que me han servido de mucha ayuda durante este tiempo en Copenhague:

Así que ya sabes, para encontrarlos solo debes hacer una pequeña búsqueda a través de palabras claves en Facebook, tales como expat in London, inmigrantes españoles en Colombia, buscar apartamento en Kuala Lumpur… vamos, aquello que se te pase por la cabeza según lo que quieres encontrar. ¡Suerte!

Adiós mi querida bibicleta

Aunque a simple vista Copenhague puede ser una ciudad un tanto aburrida, donde parece que nunca pasa nada y sus habitantes viven contentos en sus perfectas casas con sus perfectas vidas, nada más lejos de la realidad. En Copenhague he tenido algunas de las experiencias más extremas de mi vida. Sin ir más lejos, esta misma mañana fui víctima del segundo robo de mi segunda bicicleta, sí, mi segunda bicicleta.

Todo parecía indicar que iba a ser un día normal, un poco soleado para encontrarnos en la segunda quincena de septiembre, pero nada fuera de lo común. Me desperté más o menos a la hora de siempre, desayuné y malgaste mi tiempo en Internet (el pan de cada día). Lo único que se alejaba un poco de mi rutina era que tenía una reunión con mi mentora danesa a las 12:00 en una céntrica cafetería de la ciudad.

Fui puntual, más que puntual llegué 5 minutos antes de lo acordado. Aparqué mi bicicleta en frente de la cafetería, puse el candado, me aseguré de que había puesto el candado y me olvidé del tema hasta una hora después, cuando con mi mentora al lado, y hablando precisamente sobre bicicletas, me encontré con la grata sorpresa de que la mía había desaparecido.

Como no soy nueva en esto, con ésta ya son dos veces en menos de 6 meses en las que me roban una bicicleta, mantuve la calma con la mejor de las sonrisas (ya la perdí exageradamente en el primer robo). Solo después de despedirme de mi mentora, y mientras caminaba a casa, maldije a todos los ladrones de Copenhague y me pregunté unas quinientas veces “¿por qué a miiiiii????”.

Y es que, desde que un vendedor despiadado (digo despiadado porque fui engañada vilmente) me vendió por 1300 DKK mi trastajo, han sido muchos los buenos momentos que mi destartalada bicicleta y yo hemos pasado juntas. Y sí, ya sé que esto es Copenhague y que las bicicletas cambian de dueño rápidamente, pero me resisto a creer que mi trasero se trendrá que acostumbrar a otro asiento. 🙂

DSCN1719
Mi bicicleta y yo en una de nuestras escapadas danesas del verano 2014. Foto: KF