Más nieve y sol, esta vez en los lagos

El jueves pasado en Copenhague tuvimos otro día de cielo despejado, sol y nieve y, aunque estábamos a casi bajo cero, estaba obligada a dar un paseo para cargar las pilas con una buena dosis de sol. Los que vivimos en estos países tan oscuros y fríos sabemos que cuando el sol sale, no importa lo que estés haciendo ni cómo te sientas, tú también sales. Total, que como no podemos perder la oportunidad de exponernos a esa fuente abundante de vitamina D -¡con lo que la necesitamos por estos lados!-, me puse las botas de nieve, los guantes y el gorro y me fui a caminar como loca en dirección a los lagos, que separan el centro de Copenhague de sus barrios principales.

Estaban totalmente congelados. Tres años viviendo aquí y era la primera vez que veía gente caminando sobre esa inmensa y confusa capa de hielo, que para los que no conozcan la ciudad bien podría ser cualquier otra cosa menos agua congelada. Los pobres patos y cisnes luchaban por meter sus plumas en una pequeña charca que sobrevivió a las bajas temperaturas. Un espectáculo al nivel de Los pájaros del gran Alfred Hitchcock.

¡Aquí os dejo una muestra del paseo!

Processed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

 

Anuncios

Domingo de sol y nieve en Frederiksberg

En Dinamarca si el sol se deja ver todo el mundo sale a la calle, no importa el frío, o si estamos a cero grados o incluso a menos. Si hay sol, hay gente fuera. Ayer tuvimos un día soleado y despejado, perfecto para disfrutar de la nieve que ha caído en la última semana. Fuimos a pasear por uno de los parques de la ciudad, en concreto por el Landbohøjskolens Have, que está situado en Frederiksberg, a solo unos pasos de nuestra casa.

En la mitad de este parque hay un estanque de esos propios de los cuentos de hadas, ahora mismo totalmente congelado. Familias con niños pequeños y grupos de gente joven trataban de patinar, caminando sobre el agua helada. Nosotros también lo intentamos, aunque todo el tiempo estábamos temerosos de que el hielo se pudiera quebrar. Nada más lejos de la realidad, simplemente un bonito día de sol y nieve.

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Gammeldags æblekage, tarta de manzana danesa a mi estilo

La manzana es la fruta estrella del otoño, y sobre ello saben mucho los daneses. Dos años atrás por esta época fui a visitar unos campos de frutales cercanos a Copenhague, que me dejaron impresionada debido a la variedad de manzanas con la que cuentan y la maestría con la que los daneses elaboran productos derivados de esta fruta, como los zumos conservados, casi 100% naturales, o los postres a base de manzanas.

Entre los muchos platos de la cocina danesa que uno puede hacer con esta fruta mi preferido es la Gammeldags æblekage, dulce originario de Dinamarca que se traduce como tarta de manzana de los viejos días, pero que no es otra cosa que un postre frío y refrescante de sencilla elaboración que ni siquiera tiene forma de tarta. Su preparación es tan fácil que no se necesita seguir la receta a pies juntillas, se puede innovar con los ingredientes que tengamos por casa consiguiendo siempre buenos resultados. ¡Al menos esa es mi experiencia!

Sin más preámbulos os voy a contar cómo lo hago yo,  y para los que siguen la máxima de “en repostería siempre las medidas exactas”, más abajo os dejo unos links con la receta originaria.

 

Processed with VSCO with g3 preset

Ingredientes a mi estilo:

Manzanas (unas 6 manzanas dulces peladas y cortadas)
Opción 1: Sirope de arce (un chorro al gusto)
Opción 2: Azúcar (unos 100 gramos o al gusto) y agua (5 dl)
Vainilla líquida (una cucharada)
Galletas María o macaroons.
Nata líquida para montar
Lo que tengamos por casa para decorar: frutos secos, canela, cacao…

20151118_085831 (1)

Elaboración:

1. Lavar las manzanas, pelarlas y cortarlas en pequeños trozos.
2. Poner las manzanas en una olla y añadir el sirope y la vainilla líquida. Con un chorro de cada uno es suficiente. Si usamos sirope de arce no necesitamos añadir agua porque éste ya es líquido; en el caso de optar por el azúcar debemos añadir agua.
3. Cubrir la olla y poner primero a fuego alto y cuando comience a hervir bajar a fuego medio. Dejar cocinar durante 10 minutos o hasta que veamos que las manzanas estén blandas.

Processed with VSCO with f2 preset

4. Retirar del fuego y dejar enfriar.
5. Mientras las manzanas se enfrían podemos comenzar a montar la nata en un bol y troceamos las galletas o macaroons.
 20151118_103131 (1)
6. Una vez que las manzanas estén totalmente frías comenzamos a emplatar nuestro postre. Primero ponemos una capa del preparado de manzanas y luego una de galletas y así hasta que terminemos con nuestro producto. La última capa debe ser de manzanas y encima ponemos la nata montada.
7. Podemos decorar con frutos secos que tengamos en casa y añadir un poco de cacao en polvo o canela. Lo que más nos guste.
8. Llevar a la nevera y dejar enfriar durante unas horas. Una vez frío ya estamos listos para disfrutar de una receta fácil, económica, deliciosa y, por qué no, elegante.

Os dejo dos links con otras posibles recetas de Gammeldags æblekage, como la que propone la bloguera Gitte en mydanishkitchen.com y que podéis encontrar aquí; y otra que he encontrado en una página de cocina danesa, para ver pinchar aquí.

Para aquellos que ya habéis hecho esta receta y discrepáis con mi versión o tenéis otros trucos o consejos, os ánimo a dejar vuestro comentario más abajo. Y para el resto, ¡atreveos a cocinar este fácil y delicioso postre!

Halloween en Tivoli

Halloween es una tradición de reciente celebración en Dinamarca. Las grandes superficies comerciales, el cine de Hollywood y el mítico parque de atracciones Tivoli han tenido gran parte de responsabilidad en la acogida del espíritu de Halloween por parte de los daneses.

Tanto es así que durante el mes de octubre Tivoli, situado en el corazón de Copenhague, abre sus puertas transformado en un espectacular escenario a base de calabazas, brujas, calaveras, espantapájaros, arañas… donde el misterio, el terror y, por supuesto, el entretenimiento se dan lugar para celebrar Halloween al más tenebroso estilo americano.

hallo2
Más de 20.000 calabazas de todos los tamaños, algunas reales y otras de decoración.
pumkings
Concurso de calabazas gigantes

tiovivo
Para el que quiera tener una experiencia más intensa, se puede acceder a todas las atracciones del parque con la entrada multi-ride por 209kr.
fuentemágica
Misterio en cada uno de los rincones del parque, como esta jarra suspendida en el aire.

Dirección: Vesterbrogade 3

Precio: entrada normal 99kr; multi-ride ticket 209kr.