Más nieve y sol, esta vez en los lagos

El jueves pasado en Copenhague tuvimos otro día de cielo despejado, sol y nieve y, aunque estábamos a casi bajo cero, estaba obligada a dar un paseo para cargar las pilas con una buena dosis de sol. Los que vivimos en estos países tan oscuros y fríos sabemos que cuando el sol sale, no importa lo que estés haciendo ni cómo te sientas, tú también sales. Total, que como no podemos perder la oportunidad de exponernos a esa fuente abundante de vitamina D -¡con lo que la necesitamos por estos lados!-, me puse las botas de nieve, los guantes y el gorro y me fui a caminar como loca en dirección a los lagos, que separan el centro de Copenhague de sus barrios principales.

Estaban totalmente congelados. Tres años viviendo aquí y era la primera vez que veía gente caminando sobre esa inmensa y confusa capa de hielo, que para los que no conozcan la ciudad bien podría ser cualquier otra cosa menos agua congelada. Los pobres patos y cisnes luchaban por meter sus plumas en una pequeña charca que sobrevivió a las bajas temperaturas. Un espectáculo al nivel de Los pájaros del gran Alfred Hitchcock.

¡Aquí os dejo una muestra del paseo!

Processed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 presetProcessed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

 

Domingo de sol y nieve en Frederiksberg

En Dinamarca si el sol se deja ver todo el mundo sale a la calle, no importa el frío, o si estamos a cero grados o incluso a menos. Si hay sol, hay gente fuera. Ayer tuvimos un día soleado y despejado, perfecto para disfrutar de la nieve que ha caído en la última semana. Fuimos a pasear por uno de los parques de la ciudad, en concreto por el Landbohøjskolens Have, que está situado en Frederiksberg, a solo unos pasos de nuestra casa.

En la mitad de este parque hay un estanque de esos propios de los cuentos de hadas, ahora mismo totalmente congelado. Familias con niños pequeños y grupos de gente joven trataban de patinar, caminando sobre el agua helada. Nosotros también lo intentamos, aunque todo el tiempo estábamos temerosos de que el hielo se pudiera quebrar. Nada más lejos de la realidad, simplemente un bonito día de sol y nieve.

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

Sencilla decoración de Navidad de estilo clásico y escandinavo

Desde hace algo más de un mes el ambiente navideño se ha apoderado de Copenhague; he de confesar que también se ha apoderado de mí. Este año me siento más danesa que nunca en esto de celebrar la Navidad, y así casi a mediados de noviembre ya me había puesto manos a la obra y tenía totalmente decorada mi casa para celebrar esta festividad.

En esta ocasión he optado por el estilo escandinavo, utilizando elementos de la naturaleza y de la decoración navideña danesa, como los encantadores y traviesos nisses o los Julehjerter.

Con muy poco dinero -es una decoración totalmente low cost-, y en muy poco tiempo, he arreglado unos cuantos elementos decorativos con estilo escandinavo, dando un toque cálido y navideño a mi casa, pero sobre todo muy danés, sin recargar en exceso.

Todo esto lo he hecho yo misma, por lo que vosotros también podéis hacerlo. Fácil y barato. Estas son las claves de mi decoración navideña escandinava:

Nisses

Los nisses son criaturas mitológicas escandinavas que viven en las casas haciendo trastadas cuando todos están dormidos. Si vives en Copenhague tienes el deber de adornar tu casa con estos maravillosos gnomos; y si no vives por aquí, me parece que es un buen momento para incluir en tu decoración navideña un nisse. Son encantadores y dan un toque mágico al hogar durante el invierno. Los puedes acompañar, como he hecho yo, con algún elemento en madera, por ejemplo con un mini abeto o una seta. Aquí los venden en casi cualquier tienda; los míos son de Søstrene Grene.

Processed with VSCO with m3 preset

Processed with VSCO with m3 preset

Un simple centro de mesa DIY

Hace unos días hice este centro de mesa, que en verdad es la adaptación para la Navidad del centro de mesa que tengo durante todo el año. ¿Qué es lo que necesitas? Un plato, piñas, trozos de madera, frutos secos, velas y dos mini abetos (los mini abetos son tendencia este año en la decoración escandinava). Barato y fácil para decorar con estilo tus mesas durante las comidas de Navidad.

Processed with VSCO with m3 preset

Mi árbol de Navidad con ramas

Un árbol de lo más original y económico. Lo único que necesitas es ir a caminar por un parque y recoger ramas de los árboles (solo las que se han caído por el viento o por lo que sea). Juntas todas esas ramas y las pones en un jarrón; luego lo decoras con lo que tengas por casa de otros años, e incluso puedes hacer tus propios adornos.

Processed with VSCO with m3 preset

Processed with VSCO with m3 preset

Plantas, ventanas y corazones

Este año he decorado mi cocina con plantas: las que tengo durante todo el año y la típica planta de Navidad, que nunca falla en mi casa. Para decorar otros elementos de la cocina he utilizado una cinta con corazones en blanco y rojo. Los corazones son esenciales e indiscutibles en la decoración navideña danesa. Me parece que dan un toque muy navideño a los botes que tengo en la cocina.

Processed with VSCO with m3 presetProcessed with VSCO with m3 preset

Processed with VSCO with f2 preset

Julehjerter y calendario de Adviento

Los julehjerter son corazones de papel hechos en casa. Los daneses aman las manualidades, algo que demuestran también en Navidad. Un buen plan para las largas y oscuras tardes de invierno es reunirse en familia a hacer estos corazones. Es muy fácil y sirve para decorar el árbol de Navidad u otras partes de tu hogar. Si quieres saber cómo se hacen pincha en este enlace.

Este es el tercer año que utilizo los julehjerter en mi casa, pero en esta ocasión los he puesto en mi calendario de Adviento, el cual he colgado en un espejo en la entrada. El calendario de Adviento es también muy danés; les encanta hacer la cuenta atrás hasta el 24. El que yo tengo es con pinzas, que sirven para colgar diferentes cosas, entre ellas los corazones o las felicitaciones navideñas que recibo.

Processed with VSCO with m3 preset

¿Ya habéis pensado en la decoración de Navidad de vuestro hogar? ¿Qué os parecen estas ideas? ¡Espero que os sirvan de inspiración para vuestros proyectos!

 

 

 

 

 

 

Gammeldags æblekage, tarta de manzana danesa a mi estilo

La manzana es la fruta estrella del otoño, y sobre ello saben mucho los daneses. Dos años atrás por esta época fui a visitar unos campos de frutales cercanos a Copenhague, que me dejaron impresionada debido a la variedad de manzanas con la que cuentan y la maestría con la que los daneses elaboran productos derivados de esta fruta, como los zumos conservados, casi 100% naturales, o los postres a base de manzanas.

Entre los muchos platos de la cocina danesa que uno puede hacer con esta fruta mi preferido es la Gammeldags æblekage, dulce originario de Dinamarca que se traduce como tarta de manzana de los viejos días, pero que no es otra cosa que un postre frío y refrescante de sencilla elaboración que ni siquiera tiene forma de tarta. Su preparación es tan fácil que no se necesita seguir la receta a pies juntillas, se puede innovar con los ingredientes que tengamos por casa consiguiendo siempre buenos resultados. ¡Al menos esa es mi experiencia!

Sin más preámbulos os voy a contar cómo lo hago yo,  y para los que siguen la máxima de “en repostería siempre las medidas exactas”, más abajo os dejo unos links con la receta originaria.

 

Processed with VSCO with g3 preset

Ingredientes a mi estilo:

Manzanas (unas 6 manzanas dulces peladas y cortadas)
Opción 1: Sirope de arce (un chorro al gusto)
Opción 2: Azúcar (unos 100 gramos o al gusto) y agua (5 dl)
Vainilla líquida (una cucharada)
Galletas María o macaroons.
Nata líquida para montar
Lo que tengamos por casa para decorar: frutos secos, canela, cacao…

20151118_085831 (1)

Elaboración:

1. Lavar las manzanas, pelarlas y cortarlas en pequeños trozos.
2. Poner las manzanas en una olla y añadir el sirope y la vainilla líquida. Con un chorro de cada uno es suficiente. Si usamos sirope de arce no necesitamos añadir agua porque éste ya es líquido; en el caso de optar por el azúcar debemos añadir agua.
3. Cubrir la olla y poner primero a fuego alto y cuando comience a hervir bajar a fuego medio. Dejar cocinar durante 10 minutos o hasta que veamos que las manzanas estén blandas.

Processed with VSCO with f2 preset

4. Retirar del fuego y dejar enfriar.
5. Mientras las manzanas se enfrían podemos comenzar a montar la nata en un bol y troceamos las galletas o macaroons.
 20151118_103131 (1)
6. Una vez que las manzanas estén totalmente frías comenzamos a emplatar nuestro postre. Primero ponemos una capa del preparado de manzanas y luego una de galletas y así hasta que terminemos con nuestro producto. La última capa debe ser de manzanas y encima ponemos la nata montada.
7. Podemos decorar con frutos secos que tengamos en casa y añadir un poco de cacao en polvo o canela. Lo que más nos guste.
8. Llevar a la nevera y dejar enfriar durante unas horas. Una vez frío ya estamos listos para disfrutar de una receta fácil, económica, deliciosa y, por qué no, elegante.

Os dejo dos links con otras posibles recetas de Gammeldags æblekage, como la que propone la bloguera Gitte en mydanishkitchen.com y que podéis encontrar aquí; y otra que he encontrado en una página de cocina danesa, para ver pinchar aquí.

Para aquellos que ya habéis hecho esta receta y discrepáis con mi versión o tenéis otros trucos o consejos, os ánimo a dejar vuestro comentario más abajo. Y para el resto, ¡atreveos a cocinar este fácil y delicioso postre!