Recordando Colombia

Faltan solo unos días para viajar a Colombia y sinceramente tengo tantas ganas de estar allí que no puedo esperar ni un minuto más, así que me he puesto a revisar las fotos de mis 3 viajes anteriores para alimentar de buenos recuerdos esta añoranza que no me deja vivir. En esos 3 viajes he conocido distintas zonas de la diversa geografía colombiana; he amado los Andes como si hubiera nacido y crecido en ellos; y he disfrutado de la gastronomía colombiana -su ajiaco santafereño, su sancocho, su lechona, su empanadita…- y, por supuesto, de la compañía de la buena gente.

2008: Bogotá, San Agustín, Tierradentro y el Caribe

El viaje del 2008 fue el de la cordillera central de los Andes colombianos y de la cultura de los indigenas de San Agustín y de Tierradentro; del agua caliente del mar Caribe en el inigualable parque Tayrona y del baño de lodo en el volcán del Totumo; de los paseos por las calles de la colonial Cartagena de Gabo y de las María mulatas; y de la buseta, la empanada colombiana y el corrientazo en las calles de Bogotá.

DSCN2791DSCN2645IMG_6945IMG_6671IMG_7043IMG_7040

DSCN2361

2010: Boyacá, Santander, las islas y los Llanos

El 2010 tuvo de todo: montaña, mar y llanura. Fue el año del viaje entre los departamentos de Boyacá y Santander: el cañon del Chicamocha y la grandeza de los Andes; el patrimonio cultural de Barichara y su papa rellena; la blancura de Villa de Leyva y el colorido de las artesanias de Ráquira…

También fue el año de las islas de San Andrés y  Providencia: deslumbrarse con el mar azul turquesa caribeño, nadar junto a miles de peces de colores (¡y un tiburón nodriza!) y coger una mantarraya sin morir en el intento; dormir en una cabaña 100% isleña y sobrevivir a las picaduras de las pulgas de las playas vírgenes de Providencia… eso sí, siempre disfrutando de un buen pescado y una buena cervecita.

Por último, este viaje acabó en los LlanosVillavicencio, la bonita familia de chigüiros y la cultura llanera, con todo lo que ella conlleva: su ternera a la llanera, la yuca, la papa y el plátano; la música llanera y el joropo; los mitos y la bola de fuego

DSC_0383

DSC_0327

DSC_0623

DSC_0658

DSCN1049

DSC_0096

DSCN1024

DSC_0355

DSC_0381

DSC_0798DSC_0697

2014: Año Nuevo con buen sol y café del Quindío

Este último viaje fue el más corto pero el más intenso. La entrada en el año 2014 no pudo ser mejor: quemando el Año Viejo como hacen los colombianos, conociendo otra forma de celebrar la Navidad y disfrutando de unos días soleados. De Bogotá, con la casa a cuestas, nos fuimos en nuestro Willix a tomar café del Quindío a la zona cafetera de Armenia. Allí, los mejores frijoles de toda la región Paisa y, como era de esperar, buenas siestas en las cómodas hamacas colombianas.

DSC_0093

DSC_0690

DSC_0367

DSC_0681

DSC_0219

DSC_0348

DSC_0461

DSC_0439

¿Qué aventuras nos esperan el próximo mes? ¡Ya lo veremos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s